Autoridades exigen normalizar clases en el Istmo, aún en escuelas afectadas por sismos

Estatales

 

 

 

Giselle Melchor / Diario El Fortín

Oaxaca de Juárez, Oax. 21 de febrero de 2018.- El sismo de 8.2 grados que sacudió a la región del Istmo de Tehuantepec el año pasado, no ha sido superado, habitantes de las comunidades de la región denuncian de irresponsable, los mensajes de los medios de comunicación y gobierno que aseguran que ya no hay emergencia en la zona.

Alejandro Matus Ramos, director de la Escuela Primaria Rural Federal de San Dionisio del Mar, ha compartido a la organización defensora de derechos humanos Codigodh, que a pesar de los apoyos gubernamentales y de las constantes visitas de las autoridades encargadas de la reconstrucción, los problemas derivados por los sismos del año pasado siguen vigentes y acrecentándose.

Uno de los problemas cotidianos que enfrentan en esta región es que los alumnos de esta escuela tienen que recibir clases en otros lugares por las afectaciones estructurales de los edificios.

“Tenemos a los niños en un auditorio, improvisamos aulas de madera y lámina, sabemos que ya viene la temporada de lluvia y eso significa una gran responsabilidad para nosotros como escuela” compartió el director del plantel a través de un video difundido por la ONG.

La situación se vuelve compleja para las y los profesores pues señalan que el Instituto de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) a través de documentos oficiales les exigen empezar a laborar a la brevedad, asegurando que existen las condiciones en el Istmo de Tehuantepec, a lo que Matus Ramos cuestiona el tipo de condiciones que refieren.

“Los padres de familia escuchan esos mensajes y nos exigen reanudar las clases de forma normal, pero no podemos, no estamos trabajando de tiempo completo sino de medio tiempo, nos vinieron a demoler 4 aulas y otras 4 siguen inservibles” dijo.

Por esta razón, maestras y maestros junto con los comités de padres y madres de familia tienen que solventar con trabajo colectivo y económico esta situación.

Lo que genera constantes confrontaciones entre maestros y tutores porque muchas familias además deben reconstruir sus propios hogares.

“No podemos sacar a los niños al recreo porque aún hay vidrios y escombro, nosotros no podemos quedarnos con toda la responsabilidad de la seguridad de los niños, por eso tenemos que explicarles a los padres”

El director de la primaria rural recuerda una campaña mediática del gobierno federal, en la que anuncia que ahora se podrá rentar locales para que las escuelas puedan impartir clases.

“Cuando escuché ese mensaje pensé en toda la gente de la región que se quedó sin casas y que vive en las calles debajo de las lonas, ¿acaso el gobierno no sabe que aquí nos quedamos sin nada? ¿cómo vamos a rentar un local si en el istmo ya no quedo nada?” comparte.

“De las visitas no nos cansamos, han venido a visitarnos autoridades de todos los gobiernos y aunque prometen muchas cosas lo único que queremos saber es qué van a hacer para apoyarnos con esta situación” concluyó.

Comentarios