México pudo ser el tercer país con un plan nacional de empresas y DH con estándares internacionales

Nacionales

Giselle Melchor/ Diario el Fortín 

*En México un total de 99 empresas nacionales e internacionales violan derechos humanos al instalarse en las comunidades, la mayoría, en poblaciones indígenas.

Ciudad de México, 30 de julio de 2017.- El trabajo de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) a nivel nacional, se ve reflejado en un informe con 68 casos que muestra los sectores con más abusos: eólicos, minero, hidroeléctricas y proyectos de infraestructura que se convierten en casos generalizados a lo largo y ancho del país.

En un intento por mitigar la crisis de derechos humanos, violencia e impunidad, en 2015 se conformó el Grupo Focal por organizaciones como: Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA); Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha (Código DH); Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC); Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER); Oxfam México; y Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz),

En el marco del inicio de la elaboración del Plan Nacional de Empresas y Derechos Humanos (PNEDH) como resultado de una de las recomendaciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas. “El objetivo era participar para que esta política pública garantice el respeto a los derechos humanos frente a la actividad empresarial” anunciaron.

Sin embargo, las ocho OSC que en estos dos años ha realizado un importante trabajo brindando insumos sustantivos al proceso, con recursos propios, anunciaron este fin de semana en una conferencia de prensa en la Ciudad de México, que se deslindan del proceso para crear un Programa Nacional de Empresas y Derechos (PNEDH), “debido a que la propuesta presentada por el gobierno mexicano no cubre los estándares internacionales”.

A través de un comunicado las ONG´S precisaron que el documento (borrador) presentado en la Secretaría de Gobernación (SEGOB) no contempla un apartado sobre el acceso a la justicia, omisión de la debida diligencia de las empresas para identificar, evitar, mitigar y (en su caso) remediar los daños así como la consulta previa, libre e informada, para obtener o negar el consentimiento, no se reconoce como derecho, entre otras omisiones.

“Un tercio o más de los estándares internacionales están fuera del borrador del PNEDH por eso no podemos avalarlo desde sociedad civil” dijeron.

Señalaron que como sociedad civil iniciaron diálogo con el gobierno hace 3 años, “Fue una iniciativa que nosotros impulsamos, aunque el diálogo se agotó, no quiere decir que el gobierno no tenga la oportunidad de cambiar las cosas de forma sustantiva” denunciaron.

Por su parte la organización PODER lamentó que a pesar de que en dos países de América ya cuentan con este plan con estándares internacionales como son Colombia y Chile, “México pudo ser el tercero”.

Esta situación pone en riesgo los derechos humanos y vulnera a las comunidades indígenas en un contexto donde las inversiones y “proyectos de desarrollo” como las Zonas Económicas Especiales, avanzan con el respaldo del gobierno mexicano y legislaciones amañadas que solo benefician al sector económico y empresarial de México y países aliados.

Comentarios